Pinchi crísis.

Yo quisiera escribir aquí las peripecias que vivo en mi trabajo, ese de oficina y corbata pero oh decepción, no tengo trabajo, podría escribir también mis experiencias en la escuela ¿pero adivinen qué? Hace meses que deje la escuela, podría bien hacer como muchos y escribir algo relacionado con la reciente situación dada por la pinchi influenza porcina o wannabe humana, desde la teoría de conspiración hasta un profundo análisis de sus consecuencias y así estar en lo in, pero no, eso me importa una bicoca, y la mera verdad, a ustedes también les importa madres.
Siento un poco de curiosidad por saber donde quedó aquel jovencito que vaciaba todas sus ideas y reflexiones diarias en su blog, más bien, a donde se fueron la inspiración y las ganas de comunicar a cualquier cabrón que contara con un navegador y una conexión a internet funcional sus ideas, sabrá la verga.  
Yo sigo pensando que esto es solo una etapa de estancamiento como cuando el arte valió verga allá por el oscurantismo, o como cuando en México el dólar se fue hasta las nubes y nos dio a todos en la madre, el pedo es que en este ejemplo, el dólar nunca bajó, y mi analogía puede tornarse bien pinchi fea.

3 comentarios:

Jolie dijo...

mi rich Pinchi suerte entonces. Y si hacemos un conjuro o una limpia.. pa la pinchi crisis?

ahora pude llegar solita a tu bló!!!!
sin ayudaaaaa

ehhhhhhhh

NTQVCA dijo...

¿Como que dejaste la escuela?
Mi Rich, si lo sabre yo, entre la crisis, la cuesta de enero y ahora la influenza doy tropeson tras tropeson, pero sin falsos toques optimistas, cada mañana salgo con las ganas y la esperanza de lograr mis propósitos.
Vamos a echarle ganas!

(hasta que encontré tu blog)

Rich dijo...

Jolie: He intentado todo, hechiceros, curanderos, todo, la crísis es una hija de puta.

NTQVCA:
Si, terminé la escuela hace año y medio. :P
Y si, yo arrastro la cuesta de enero desde enero antepasado, pero ya saldremos queridilla.